Venezuela avanza hacia una nueva propuesta de emprendimiento

Autor: Carlos Mogollón
Acompañante de empleabilidad e inserción laboral
zonas Lara Llanos y Occidente

Desde enero del 2016, el equipo SIET-Venezuela ha venido evaluando las prácticas emprendedoras de los Centros de Capacitación Laborales (Cecales). En conjunto con el coordinador de Zona Oriente, se seleccionó siete centros pilotos con el propósito de fortalecer la formación y brindar herramientas que favorezcan la creación de negocios. Todo ello con el apoyo de EMPRED (Movimiento social Emprendedores en Red), organización con más de diez años de experiencia en la formación y acompañamiento de emprendedores.

Los centros que participaron en la formación fueron Ángel de la guarda, Blanca Solís, Temblador, Anatilde Salcedo, El Rincón, Simón Rodríguez y Margarita con los cursos: Diseño textil, Asistente administrativo, Diseño de bolsos, Repostería, Corte y Costura, Panadería y Bisutería.

En esta formación, se utilizó la metodología del Modelo Canvas de Alexander Osterwalder que consiste en un lienzo compuesto por nueve bloques y abarca: la propuesta de valor, segmento del cliente, los canales de comunicación y distribución, la relación con el cliente, relación de ingresos, recursos y actividades claves, red de aliados y estructura de costos. Para poder desarrollar cada uno de estos aspectos se tienen una serie de preguntas que guían al emprendedor en el desarrollo del modelo de negocio.


La propuesta se basa en convertir el centro en un espacio productivo donde se puede aprender un oficio, al tiempo que vive el desarrollo de una línea de producción transformando el proceso de formación a un espacio donde el o la participante experimente cómo se desarrolla un modelo de negocio, cómo se desarrolla una línea de producción, se vende un producto y se logra mantener una red de clientes y aliados

La primera fase de la formación se desarrolló durante los meses de abril y julio, mientras que la segunda fase durante los meses de septiembre y diciembre. En estas dos fases, desde una mirada formativa, los centros validaron productos y encontraron sus posibles clientes, con el fin de establecer una relación continua de comercialización.

En la formación, los y las participantes pudieron vivenciar cómo se desarrolla un emprendimiento desde cero, vieron las dificultades y oportunidades que fortalecen un negocio. Cada centro fue un proceso particular, por lo que se propuso presentar un modelo nutrido, flexible y realizable desde cada realidad.

A partir de este pilotaje, Venezuela ha decidido trabajar el emprendimiento con el Modelo Canvas, para ello se ha diseñado un curso de formación en el aula virtual del SIET, con el propósito de formar a los tutores de los centros en las diferentes regiones del país para luego desarrollar la formación con los estudiantes.

Nota: Marzo, 2017


Páginas: