Testimonio de egresada del Bachillerato Pedro Arrupe S.J.

Autor: Daniela Valdivia Muñoz
Mercadotecnia Amazon Web Services.

Tengo 20 años, soy estudiante de la licenciatura en mercadotecnia en la Universidad de Guadalajara y soy egresada del bachillerato Pedro Arrupe S.J. Tengo más de 2 años laborando en el área de mercadotecnia en una gran empresa dedicada a las soluciones de TI (software, hardware).

Cuando estaba en último año de preparatoria, en el bachillerato se implementó un programa para prepararnos para salir al mundo laboral y tener las herramientas que el mercado laboral te exige. Este programa se llama “Formación para el trabajo” y forma parte del organismo internacional “Fe y Alegría”. Al iniciar esta etapa de tomar cursos en línea, de tener sesiones con temas especializados y de comenzar a formarnos para el trabajo, yo veía un poco lejano la posibilidad de aplicar todo eso que estaba aprendiendo. Pensé en que claro que quería trabajar al salir de la prepa, claro que quería continuar mis estudios y al mismo tiempo trabajar, pero de qué me servirían estos cursos tan completos si a alguien recién egresado de preparatoria, con sólo 18 años y sin experiencia laboral formal no le dan empleo en una gran empresa, con un gran puesto.

Desde los 18 años que concluí la preparatoria y gracias a la vinculación hecha por el programa “Formación para el trabajo”, laboro en un corporativo mayorista de soluciones de tecnología. Es una gran empresa que tiene más de 30 años, y con una presencia a nivel nacional. Desde que ingresé estoy en la célula de Nube de Amazon Web Services en el área de mercadotecnia. Dentro de las actividades que realizo está la gestión / logística de eventos con nuestros distribuidores y usuarios finales, estos eventos son en Guadalajara o en otras ciudades del país como Monterrey y Ciudad de México, también el apoyo co-marketing a nuestros clientes, la creación de contenido para campañas, promociones, descuentos, etc. la incubadora de clientes, seguimiento de oportunidades, entre otras. Esta es mi realidad, desde los 18 años laboro en una gran empresa con un gran puesto.

Al estar rodeada de tanta tecnología, al desenvolverme en este giro, me doy cuenta que no llegué en ceros a esta empresa. La capacitación recibida a través del programa “Formación para el trabajo” y cada uno de los cursos que tomé de informática, de paquetería office, de nuevas herramientas tecnológicas, me dieron las bases que veía tan lejanas de aplicar algún día, las puse en práctica antes, mucho antes de lo pensado. Mi trabajo actual es fusionar la mercadotecnia con la tecnología y las bases que tanto las “Prácticas de aprendizaje situado” que durante los tres años del bachillerato realicé en las empresas del Corporativo Dalton, como los cursos de “Fe y Alegría”, fueron parte importante para que yo pudiera introducirme en este mundo laboral tan complejo.

Inicié a trabajar incluso antes de entrar a la universidad, ahora siento que estos más de 2 años son una ventaja competitiva inmensa, comparándome con muchos de mis compañeros en la escuela que sólo se dedican a los estudios. No digo que esto sea malo, pero el sumergirte al mundo laboral estando tan joven te va abriendo caminos inesperados y el aprendizaje que te da la práctica no se obtiene más que llevándola a cabo.

Hoy comprendo que la oportunidad que me brindó Fundación Dalton Fundación para cursar el bachillerato becada al 100%, las prácticas de aprendizaje y el aprendizaje a través de los cursos de “Formación para el trabajo” fue muy valioso. Nadie te dice cómo es una entrevista de trabajo, cómo es la mejor manera de elaborar un currículum, qué conocimientos tecnológicos son básicos para trabajar hoy en día. Todo esto que no te dice nadie, a mí me lo dijo “Fe y Alegría”. Tuve la oportunidad de tener experiencias de trabajo, en cada uno de los años tuve mentores que me enseñaron y egresé con tres años de experiencia laboral, todo esto me lo dio este maravilloso colegio.

Creo que mientras estamos recibiendo todo ese aprendizaje no dimensionamos la importancia que tendrá una vez que nos enfrentemos a la realidad de solicitar un empleo. No dimensionamos lo capaces que podemos ser para obtener un gran empleo, en una gran empresa y tener la oportunidad de seguir estudiando y preparándonos.



Nota: Noviembre, 2018


Páginas: